Segundas oportunidades!

Segundas oportunidades!

Eso es lo que he hecho con la cómoda que tengo en el comedor, darle una segunda oportunidad!

Ahora paso más tiempo en casa, en el comedor es donde hago todos mis trabajos y necesitaba hacer algún cambio. No se tu pero yo necesito sentirme cómoda en el espacio en el que trabajo. Necesito sentir buenas vibraciones y eso no pasaba últimamente.

Algunos muebles son muy oscuros y nuestro piso no es precisamente luminoso así que he empezado por darle un nuevo aire a la cómoda.

Un día me levanté y me dio el puntazo… me decidí a restaurarla. No caí en hacerle una fotografía para enseñarte el Antes y el Después pero he rescatado una foto de una de mis entradas anteriores en la que se aprecia ese color marrón que me tenía agobiadísima:

IMG_3176

Primero lijé bien el mueble. Pasé un paño húmedo para limpiar los restos de polvo y apliqué la pintura escogida (yo elegí una blanca con efecto empolvado). A continuación lijé algunas zonas para que saliera el color de base y darle así ese toque desgastado.

IMG_3899

Finalmente apliqué una capa protectora para muebles pintados y listo!. Mi cómoda marrón dejó de ser marrón.

IMG_3900

Una manera divertida y sobretodo barata de darle un aire nuevo a ese mueble que ha dejado de gustarte.

¿Qué te parece?

6 comentarios
  1. Yolanda Autor at 10:28

    Gracias Leire!
    Te puedo asegurar que me ha salido más económica restaurarla que comprar un mueble nuevo ;o)
    Con algo de paciencia y ganas se pueden conseguir cosas muy chulas.
    Besotes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *